viernes, 11 de septiembre de 2009

Una magnífica casa de campo restaurada en la Provenza, Francia.


Cerca del pueblo de Lourmarin, en el corazón de Luberon, se encuentra “La Petite Bastide”, acogedora casa de campo restaurada, rodeada por más de 15 hectáreas de olivares, viñas y pinos.
Sus propietarios Bruno & Michele apasionados por la arquitectura y el arte de vivir, han restaurado esta antigua casa basándose en la sencillez, prestando especial atención a las nociones de espacio, la calma y la luz, y usando sólo materiales puros naturales como piedra, cal, hormigón, madera y lino.
Todos los muebles y accesorios han sido comprados en tiendas y mercadillos de la zona, para mantener el carácter auténtico de la casa.
La casa está habilitada para su alquiler, dispone de cinco habitaciones, tres baños, piscina, cocina completamente equipada y todo lo necesario para pasar unos días de vacaciones rodeado de campo y de unas vistas espléndidas.

Para más información podéis visitar su página web La Petite Bastide.










1 comentarios:

Anónimo,  27 de septiembre de 2009, 10:43  

Toda esta sencillez y austeridad, es lo que hace especiales este tipo de casas.

Publicar un comentario

Nuevas entradas

Se ha producido un error en este gadget.